aunque sea diferente, ¡disfruta de tu verano!

El verano ya está aquí, con sus calores, y además tenemos algo nuevo, un virus que nos lleva dando la lata casi medio año ya…  Un virus que no nos deja relacionarnos con tranquilidad con quienes queremos. Un virus malvado que no nos deja vivir, que no nos deja abrazarnos, besarnos, reunirnos ni celebrar, que es lo que más nos gusta de la vida.

Así que parece que necesitamos desconectar un poco de todo esto. Porque casi tod@s hemos estado llevando  mucho a nuestras espaldas: la pérdida de algún ser querido, la preocupación por los familiares más vulnerables al virus, el trabajo, la educación de l@s hij@s desde casa, la casa, la salud, todo lo que hemos echado de menos, el sentirnos solos, sentir miedo… Ha sido demasiado.

Casi tod@s sabemos ya lo que ha sido conectarse con tu equipo desde casa y tener a tu hij@ en el ordenador de al lado preguntándote como se dice una frase en inglés…  y otr@ preguntándote cosas de matemáticas…  o a l@s dos peleándose o gritándose… Intentar concentrarse para llevar a cabo nuestro trabajo, poder hablar con un cliente, mantener la atención enuna videoconferencia, buf… complicado.

Pero lo estamos consiguiendo. Y hemos trabajado duro. Nunca antes habíamos pasado por algo así. Y hemos podido. Nos ha costado pero lo estamos logrando.

Así que hay que aprovechar los días que tengamos de vacaciones. Una semana, quince días, un mes. Da igual. Da igual dónde estemos, casa, playa, pueblo, campo, montaña.. da igual. Tenemos que relajarnos, intentar dormir más, descansar, porque aunque hayamos estado confinados en casa,  hemos tenido mucha tensión, una tensión que no nos ha permitido descansar, dormir o pensar con claridad, por todas esas preguntas que nos han acechado a tod@s: ¿Cómo voy a ser capaz de sacar adelante mi trabajo? ¿Me van a echar? ¿Podré vender como antes? Creo que no le he dado muy buena impresión a mi cliente. No le he visto muy atento… Algunos hemos tenido a l@s niñ@s malit@s encima de nosotros mientras trabajábamos…  Días en los que no te ha dado tiempo ni de comer o de sentirnos personas ultramultitarea donde tenías que llegar a demasiadas cosas. Hemos tenido días poco productivos, días en los que hemos sentido que se nos caía el mundo encima.

Pero todo llega, y agosto para much@s es el mes de la libertad, la familia, los amigos, el descanso, los encuentros, el sol, el cielo azul, bikinis, crema solar, miradas al infinito, mar, río, alpargatas, tintos de verano y cervecitas frías. Así que intentad disfrutar todo lo que podáis y nos vemos a la vuelta. Si algunas de esas preguntas sobre cómo vamos a hacer negocio a la vuelta os sigue dando vueltas por la cabeza, ya sabéis que en nuestra Aula Virtual o en nuestro Sales Accelerator, podéis encontrar ideas y soluciones.

Y sólo 4 cosas sencillas más: responsabilidad, higiene, distancia y mascarillas… sólo eso.

Buen verano para tod@s, nos lo hemos ganado.

Nos vemos a la vuelta.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies