¿Qué haces tú?

¿Qué haces tú?

¿Qué puedes hacer para fomentar una cultura de compromiso en tu empresa?

La Oficina Internacional del Trabajo y Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo promueve en el marco del diálogo social y la negociación colectiva, una reorganización del tiempo laboral a fin de facilitar la conciliación del trabajo con la vida familiar. Según este organismo los arreglos deben considerar cinco criterios que se interrelacionan: preservar la salud y seguridad de trabajadores y trabajadoras; ser amigables con la familia; promover la equidad de género; aumentar la productividad y facilitar el control de los trabajadores sobre su horario laboral. En el modelo TEE de evaluación y desarrollo del compromiso se ha identificado la conciliación como una de las variables que influyen en el compromiso.

Sin embargo, la experiencia en el trabajo con distintas empresas avanzadas en materia de conciliación (aquellas que tienen el certificado efr) nos ha enseñado que no es suficiente con disponer de un buen catálogo de medidas, que el uso de las medidas de conciliación también requiere un compromiso mutuo entre los trabajadores y la empresa con el fin de que ambos logren sus objetivos. Por eso, tan importante o más que las propias medidas de conciliación es que se desarrolle una cultura de corresponsabilidad entre ambas partes. La clave está en la reciprocidad, al igual que la empresa se compromete demostrando flexibilidad, confianza, seguridad y estabilidad profesional el empleado se compromete con la empresa ofreciendo un alto rendimiento en su trabajo, haciendo un uso adecuado de las medidas de conciliación, respetando las necesidades de los compañeros…

De nuestra experiencia surgen algunas reflexiones para que todos pongamos nuestro granito en la construcción de esa cultura en nuestra organización:

1. Busca el equilibrio en tu vida

Reflexiona y actúa para conseguir un equilibrio en la satisfacción que te proporcionan las distintas dimensiones de tu vida (profesional, personal, pareja, familiar, aficiones,…). El EQUILIBRIO en nuestra vida es algo que debemos buscar cada uno de nosotros permanentemente.

2. Conoce las medidas de conciliación que te ofrece tu empresa,y utiliza en cada momento las más adecuadas a tus necesidades

Las medidas de conciliación son herramientas para facilitarnos alcanzar el equilibrio y para ayudarnos a resolver los conflictos que puedan surgir entre los diferentes ámbitos de nuestra vida. Nuestras circunstancias varían a lo largo del tiempo, revisa cada cierto tiempo el plan de conciliación que te ofrece tu empresa y reflexiona detenidamente como estas medidas podrían ayudarte a conseguir tus objetivos personales.

3. Busca un buen aprovechamiento del tiempo de trabajo.

Con la conciliación no se trata de trabajar menos sino de trabajar mejor. Mantén tu rendimiento en el trabajo para generar el clima de confianza que nos permita a todos seguir avanzando en nuestro equilibrio,sin entrar en conflicto con los objetivos de la empresa.La faceta profesional es fundamental en un desarrollo equilibrado.

4. Genera un clima de trabajo positivo

Demuestra entusiasmo en cada proyecto y confianza en tus compañeros,crea un ambiente de apoyo celebrando los éxitos, positivando las distintas situaciones. La conciliación se basa en el compromiso mutuo, en la colaboración entre compañeros de trabajo,en el apoyo,en el entusiasmo y en el reconocimiento.

5. Desarrolla las relaciones con tus compañeros.

Siempre desde el respeto a la intimidad de cada uno, el conocer personal y profesionalmente a los compañeros, ayuda a generar un buen ambiente y mejora la calidad de nuestra vida laboral.De esta forma podremos recomendar aquellas medidas que más puedan ayudaren cada momento.

6. Haz tuyos los valores que implica la conciliación.

La conciliación no es algo que nos pueden dar, sino una actitud personal,las medidas de conciliación sólo son ayudas.Haz tuyos los valores que implica la conciliación: búsqueda del equilibrio personal a través de un compromiso reciproco entre la empresa y sus personas.

7. Haz un uso responsable de las medidas de conciliación y foméntalo en tu entorno.

La verdadera clave de la conciliación reside en las propias personas. La utilización de las medidas es una elección libre que requiere madurez y un gran sentido de la responsabilidad.  Los abusos dificultan la evolución del modelo, y una utilización eficiente de las medidas garantiza un mejor escenario para todos.

8. Contribuye a mejorar el modelo de conciliación

Ayuda a identificarlos frenos a la conciliación que existen todavía en nuestra organización. Propón nuevas medidas de conciliación o cambios de comportamientos que ayuden a mejorar el modelo. La cultura de la conciliación debemos construirla entre todos en base a la CONFIANZA y el COMPROMISO MUTUO.

9. Ten paciencia y confianza

Un cambio de cultura en una organización no se produce de un día para otro. Puede que a veces el ritmo no sea el que a todos nos gustaría,pero lo más importante es el compromiso adquirido por la empresa con sus personas para lograr que nuestra empresa sea el mejor lugar para trabajar.

¿Qué otro consejo añadirías?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR