Iniciamos la publicación de la serie de infografías ‘Insights del compromiso’

Iniciamos la publicación de la serie de infografías ‘Insights del compromiso’

 

En esta primera entrega analizamos las diferencias en función del género.

Hace ya cinco años, tatumy un equipo de profesoras de la UCM, diseñamos un modelo de evaluación y desarrollo del compromiso, que parte de medir la experiencia que viven los profesionales, el nivel de compromiso y el impacto de dicha experiencia sobre dicho compromiso, para recomendar las actuaciones que mejoren esa experiencia y, finalmente, el compromiso. Y lo denominamos Modelo TEE© (Tatum ExperientialEngagement).

Hace un par de años, fruto de la colaboración de tatum con Meta4, publicamos “El Barómetro del Compromiso en España 2015”, dedicado a analizar la situación de las empresas españolas respecto a la gestión del compromiso de sus plantillas. En él se establecían los principales retos y tendencias en este ámbito, además de proporcionar ejemplos prácticos sobre cómo el uso de la tecnología resulta un factor determinante a la hora de afianzar y gestionar el compromiso de los empleados.

Y ahora, con la amplísima base de datos que hemos ido acumulando durante estos años, queremos compartir con vosotroslos principales insights del modelo, en un formato gráfico y con una periodicidad mensual. Os presentamos la serie de infografías ‘Insights del compromiso de los profesionales’, que iniciamos con el análisis de las diferencias encontradas en función del género, tratando de responder a preguntas como estas:

 

¿Valoran igual su experiencia empleado los hombres y las mujeres? Si la respuesta es negativa, ¿cómo afecta esa diferencia a su compromiso? ¿Se enamoran de sus empresas más los hombres o las mujeres?; ese enamoramiento, ¿es igual de intenso? Y, al contrario, ¿están más desenganchados ellos o ellas?, ¿con la misma intensidad? Por último, ¿qué hace que los hombres se enganchen a sus empresas?, ¿es lo mismo que hace que se enganchen las mujeres?

Sin querer destripar el contenido de la infografía, os resumimos algunos datos:

  • Aunque ellos dicen estar más comprometidos que ellas, ambos están igual de ‘enamorados’ de sus empresas, pero por diferentes motivos.
  • Tanto para ellos, como para ellas, consolidar la cultura empresarial (los valores) fortalece su compromiso. Pero en el género masculino, incrementar el compromiso pasa, además, por el desafío y el reconocimiento (reto), y en el femenino hay más ‘teclas’ que mejoran el compromiso, como disfrutar con el trabajo y sentir estabilidad laboral.

El modelo TEE permite analizar la composición de las empresas, distribuyendo a las personas en tres tipologías en función de su tipo de vínculo: lovemarks (enamorados/as), convertibles (menor compromiso, pero fácil de modificar) y desenganchados/as. ¿Es la misma distribución en ambos géneros? La respuesta es sí.

  • Aunque los hombres y las mujeres tienen una experiencia empleado diferente, los porcentajes de enamorados/as (lovemarks) son iguales en ambos colectivos, y los de desenganchados/as, casi iguales.

En la próxima edición de la serie ‘Insights del compromiso de los profesionales’ trataremos de profundizar más en las diferencias de género, introduciendo una variable más: la categoría profesional. ¿Las directivas y los directivos perciben igual su experiencia?, ¿priorizan los mismos aspectos de su experiencia empleado que las y los mandos intermedios?, ¿y que las y los profesionales de base? ¿Qué les lleva a cada colectivo a enamorarse de sus empresas?, ¿se enamoran y se desenganchan por los mismos motivos?, ¿y en la misma intensidad?

Lo sabremos en la próxima edición.

 

Ana Peñaranda

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies