tatum
Observatorio de la Blogosfera de RRHH
Enlace a Observatorio RRHH
RANKING DE BLOGS
|
LOS BLOGS QUE SEGUIMOS
|
EDICIONES ANTERIORES
|
LA REVISTA
|
PROYECTOS
|
¿QUIENES SOMOS?
|
INICIO
Post del mes
Post del Mes
Blog:
Post:
2015. La agitación del Talento
Autor:
Igual que el año pasado quise exponer las tendencias que vendrían en 2014, este año quiero compartir con vosotros lo que creo que nos deparará el año que se aproxima.
Suscríbete
Suscríbete y te informaremos cada vez que se publique una nueva selección de posts. Por favor, introduce tu email:

Felicidad y otras palabras bonitas y trascendentes en el mundo de la empresa
Autor:
Virginio Gallardo
Blog:
Supervivencia Directiva
Valoración:
Blogosfera-Rank Valoracion blogosferaValoracion blogosferaValoracion blogosferaValoracion blogosferaValoracion blogosfera
Lectores-Rank Vuestra valoracionVuestra valoracionVuestra valoracionVuestra valoracionValoración lectores
Resumen
Nos dicen que casi cualquier clase de actividad (si también el trabajo) puede producir un estado de fluidez con tal de que se den los elementos relevantes. Es posible mejorar la calidad de vida si nos aseguramos de que objetivos claros, retroalimentación inmediata, capacidades a la altura de las oportunidades ¿A pero esto no era lo que deben hacer los de RRHH, esto no se llamaba desempeño, DPO,…? ¿Esto lo saben los gestores de RRHH de las empresa y los gestionan los funcionarios?

Dicen que pasamos demasiado tiempo luchando por temas irrelevantes mientras

la vida se nos va. Dicen que a veces debemos parar el reloj, sólo un pequeño momento, y sentarnos a pensar ¿Puedo ser más feliz?

Creo que es una difícil pregunta que a veces olvidamos por que no interesa. Hay preguntas de las que a veces conviene no saber la respuesta. Decía Stevenson que no hay deber que descuidemos tanto como el deber de ser felices.

Lo más probable es que sea iluso querer responder a esta pregunta tan compleja, quizás un intento desmedido para un Post. Pero lo cierto y sorprendente es que hay algunas personas que han dedicado parte de su vida a contestar esta pregunta y lo más sorprendente es que lo relacionan con nuestro entorno de trabajo. Lo más confuso es que asociaciones de RRHH como AEDIPE, muy “serias” que hablan de Leyes, curvas retributivas y mecanismos de desarrollo, ahora sitúen en el centro del debate en algo tan espiritual como la felicidad. Pero ¿Qué esta pasando? ¿RRHH se preocupa por la felicidad?

¿QUÉ ES LA FELICIDAD? PSICOLOGÍA POSITIVA

Probablemente la persona que desde la psicología haya hablado con más autoridad de la Felicidad es Seligman el padre de la Psicología positiva.

Seligman, es perfecto para los amantes de lo simple, distingue tres niveles de Felicidad: la vida placentera, la vida buena y la vida con sentido:

1- La vida placentera: Llenar la vida de todos los placeres posibles, y aprender una serie de métodos para saborearlos y disfrutarlos mejor. Pero este es el nivel más superficial.

2- El segundo nivel, el de la buena vida: se refiere a lo que Aristóteles llamaba eudaimonia, o lo que recientemente Mihalyi Csikszentmihalyi, lo denomina estado de flujo. Para conseguir esto la formula es conocer las propias virtudes y talentos y reconstruir la vida para ponerlos en práctica lo más posible. Con esto se consigue no una sonrisa sino la sensación de que el tiempo se para, de total absorción en lo que uno hace. La felicidad consistiría en encontrarse completamente absorta en una actividad para su propio placer y disfrute, durante la cual el tiempo vuela y las acciones, pensamientos y movimientos se suceden unas a otras sin pausa

3- El tercer nivel de la vida con sentido: consiste en poner tus virtudes y talentos al servicio de alguna causa que sientas como más grande que tú. De esta manera dotas de sentido a toda tu vida.

Según la paradójica conclusión de esta corriente de la psicología, la felicidad no es hacer lo que uno quiere, sino querer lo que uno hace. Es la motivación, la actividad dirigida a algo, el deseo de ello, su búsqueda, y no el logro o la satisfacción de los deseos, lo que produce en las personas sentimientos positivos más profundos.

FELICIDAD,  TRABAJO Y LIDERAZGO

Probablemente muchos piensen que hablar de Felicidad es algo demasiado serio que debemos dejar a poetas, filósofos o religiosos. Y lo cierto es que hemos creado un mundo demasiado complejo donde hay muchas almas perdidas demasiado preocupadas por cosas que nunca hemos reflexionado si nos deberían preocupar.

Pero cuentan estos autores de la psicología positiva que la felicidad es algo que nosotros podemos construir y desarrollar: ¡Una responsabilidad más! ¿No podría ser peor?¿si no somos terriblemente felices es por que no sabemos serlo…? Un mensaje aparentemente demasiado duro para todos aquellos con muchas heridas en el alma por sueños que se cayeron por golpes y males que no pudieron ser anticipados, demasiado duro para aquellos con corazón roto por que quisieron y no pudieron ser principes/princesas por que el cuento les traicionó. Un mensaje demasiado duro para todos aquellos que pasan la mitad de su vida en un trabajo que no les gusta.

S¡ hacemos caso de autores como Mihalyi Csikszentmihalyi en el trabajo podemos “fluir” y cuando fluimos no es que seamos felices, porque para experimentar la felicidad debemos centrarnos en nuestros estados internos, y esto distraería la atención de la tarea que tenemos entre manos. Sólo después de que se ha completado la tarea tenemos tiempo para mirar hacia atrás, considerar lo que sucedió, y es entonces cuando nos vemos inundados de gratitud por la plenitud de esa experiencia; es entonces cuando podemos afirmar que somos retrospectivamente felices. Pero no se puede ser feliz sin las experiencias de flujo.

Nos dicen que casi cualquier clase de actividad (si también el trabajo) puede producir un estado de fluidez con tal de que se den los elementos relevantes. Es posible mejorar la calidad de vida si nos aseguramos de que objetivos claros, retroalimentación inmediata, capacidades a la altura de las oportunidades ¿A pero esto no era lo que deben hacer los de RRHH, esto no se llamaba desempeño, DPO,…? ¿Esto lo saben los gestores de RRHH de las empresa y los gestionan los funcionarios?

Las personas para estar en este estado de flujo necesitan trabajos que no perciban como rutinarios, pero tampoco como demasiado estresantes, el trabajo te debe pedir cada día un poco más, pero no demasiado para no poder integrarlo. Pero ¿No es esto lo que necesitan las empresas? ¿No hay una queja constante que no hay suficiente evolución de las personas de nuestra empresa? ¿No es extraño que las personas no quieran ser felices en sus empresas? ¿Hay algo que hagamos mal?

Podemos dudar sobre de quien es asunto hablar de la felicidad si de poetas, filósofos y religiosos. Pero de lo que no tenemos dudas es que la infelicidad si se genera por los comportamientos que hay en las empresas, pero especialmente por un mal Liderazgo.

Las nuevas teorías de Liderazgo dicen que los buenos líderes hacen sentir que pertenecen a una organización que es una causa, no un proyecto económico, para que el trabajo se convierte en algo motivador por sí mismo. El Líder debe cumplir con las necesidades de autoestima de las personas, pero sobretodo debe respetar el proyecto personal de las personas, incluso, según Stepehen Covey, el octavo hábito, consistiría en inspirar, en hacer que las personas escuchen su voz interior. Este tipo de aproximaciones se parece mucho al tercer estado de Felicidad de Seligman “poner tus virtudes y talentos al servicio de alguna causa que sientas como más grande que tú” ¿La empresa, tu profesión?

OLVÍDATE DE LAS PALABRA BONITAS

Muchos piensan que esto son bobadas, palabras bonitas en un mundo despiadado y cruel, en una sociedad donde las personas son sólo un medio para ganar dinero ¿La empresa dar la felicidad a las personas? ¿Buscar una elevada implicación y compromiso en un proyecto trascendente mediante liderazgo? Puedo imaginar la sonrisa, las carcajadas, o la cara de incredulidad y asombro de de muchas personas al leer los anteriores párrafos.

Por ello siento si he dado a entender que crea que las palabras trascendentes o bien intencionadas pudieran afectar al mundo empresarial. No, no, yo también pienso que si las empresas cambian lo harán pensando en el dinero.

Todos lo sabemos que las empresas, y especialmente los profesionales de RRHH, hemos tenido como misión poner al servicio de la empresa el máximo de energía, motivación, tiempo, conocimiento, competencias de su “recurso” más caro y cada vez más estratégico, en ello han basado su éxito y todo hace pensar que un hecho que se potenciará en el futuro.

Por ello para los expertos en la gestión de este “factor humano” el futuro promete ser realmente muy duro para poder seguir optimizándolo eficientemente por las siguientes razones:

- Se ha vuelto más espiritual y valora más cómo quema/aprovecha su vida en el trabajo. Si, quiere realizarse y sentirse importante y cada vez tiene más capacidad de decisión para elegir sus proyectos empresariales. Las nuevas generaciones romperán  las formas de gestión tradicionales.

- Ya casi no se necesita la fuerza humana y sus movimientos repetitivos. Ya empieza a ser insuficiente un aprovechamiento de los conocimientos y competencias de las personas. Estamos en la Era de la Innovación, una era caracterizada por la más cruel hipercompetitividad, ahora necesitamos de la creatividad, de la innovación y de la pasión de las personas que son más libres que nunca para elegir. !Necesitamos más! Necesitamos su completo compromiso. La empresa que lo consiga tendrá ventajas competitivas que son las que la hará sobrevivir.

El mundo empresarial se enfrenta a difíciles retos de competitividad despiadada donde para tener la opción de luchar necesita gestionar lo más sofisticado del alma humana. Por ello, se necesitará investigar con atención los componentes más complejos motivacionales que permitan extraer el máximo de creatividad y compromiso del “factor humano” y requerirá un complejo cambio, una verdadera revolución de los procesos que controlan la motivación humana: retribución, desempeño o carreras de progresión profesional. Y cómo no un adecuado entrenamiento de jefes para conseguir una gestión óptima y precisa de estos “recursos”, gestionando especialmente, sus emociones. !Las nuevas generaciones más libres no necesitarán jefes, sino líderes.!

Efectivamente, si queremos mejorar en nuestra eficiencia empresarial desde RRHH tendremos que investigar en que consiste “eso” de la felicidad, ya que en el mundo empresarial el despilfarro no se perdona y los aspectos relacionados con la motivación son definitivos en la competitividad empresarial.

Respecto la pregunta inicial, ¿puedo ser más feliz? Debes saber que “si estás realmente feliz con tu trabajo, estarás 180% más feliz con la vida en general “nos dice Jessica Pryce-Jones, autora de La felicidad en el trabajo. Por ello recuerda lo que decía Voltaire, que buscamos la felicidad, pero sin saber dónde, como los borrachos buscan su casa, sabiendo que tienen una. Por ello, piensa en las cosas que te hacen sentir, que te hacen vivir. No es tan difícil creer que hay actividades profesionales que te puedan “hacer un poco más feliz”.

Utiliza tu libertad, ya que aunque no puedes volver a nacer, tu destino no está escrito y a veces vale la pena dar un paso hacia atrás buscando lo que pudo haber sido y al final no sucedió.

Ver blog
Tags:
VALORA EL ARTÍCULO
Malo
Bueno
Comentarios sobre tu valoración
Valid XHTML 1.0 Transitional
Blogosfera de RRHH es una iniciativa de tatum y del Observatorio de RRHH